ESTA ES NUESTRA PROGRAMACIÓN

> De Lunes a Viernes

> Sábados y Domingos

SOMOS

El canto y la danza fueron, junto a la pintura rupestre, las primeras manifestaciones del ser humano, la expresión más ancestral y genuina de sus más íntimos y primarios sentimientos. A través de los movimientos del cuerpo y de los sonidos de percusión que con él se pueden producir, así como del que emitían al imitar el que brotaba con el paso del aire a través de las ramas secas de los árboles o al pulsar la cuerda de sus arcos de caza, encontró siempre una forma eficaz para comunicarse con sus semejantes y para establecer unos lazos comunes que transmitieran sus sensaciones artísticas, al mismo tiempo que , al discurrir de los siglos en la humanidad , sirvieran de acercamiento entre los pueblos, sin distinción de fronteras, de lenguas dispares, de razas diversas, de creencias religiosas diferentes.

A lo largo del tiempo han ido evolucionando estas manifestaciones artísticas, generando un amplio bagaje de costumbres, de tradiciones, de labores artesanales, de canciones y de bailes, que se han aglutinado en el término anglosajón de 'folklore', es decir, del 'saber popular'.

Siendo lo folklórico "tradicional", su vinculación con el pasado es permanente y está en su misma esencia. Entonces el folklore no es el hoy desvinculado del ayer. Porque la vinculación del folklore con el pasado es su misma esencia. Tradición significa transmitir… es decir, de generación en generación a través del tiempo.

Volver a las raíces musicales es un viaje que nos permite reencontrarnos con lo que somos. Re-conocernos, valorando nuestra cultura mestiza, nos permite erguirnos orgullosos frente a una única cultura foránea y egoísta. Nuestros instrumentos, producto de la comunión entre la tierra y el hombre, son un símbolo de la resistencia de las culturas regionales, solidarias, mestizas, ecológicas, frente a esa gran maquinaria que todo lo tritura y hace que la vida poco a poco vaya perdiendo sentido.

Hoy FM Mi Tierra propone una experiencia musical distinta e intimista, siendo un fenómeno folklórico empírico no institucionalizado, que es el resultado de un proceso, una síntesis compleja de elementos diversos para rescatar una parte de nuestra historia muchas veces olvidada y otras tantas eclipsadas por los fenómenos de la globalización.

NUESTRA ESENCIA

La naturaleza condiciona algunas de las manifestaciones autóctonas más típicas, todo fenómeno folklórico es geográficamente localizado, es decir tiene expresión regional. No quiere decir que sea exclusivo del lugar, ni único, ni de invención o de origen local. El pueblo selecciona, adopta, adapta y asimila elementos culturales muy diversos y los va armonizando con las exigencias del medio circundante: pero entre esos elementos los hay excelsos por su jerarquía espiritual, por su mérito artístico o por su milenaria antigüedad, por eso la expresión regional del folklore no excluye la difusión ni la trascendencia universal de muchos de los elementos que lo integran.

FM Mi Tierra mantiene un sentir tradicionalista de hoy, a los que militan en los quehaceres literarios, artísticos o artesanales, a los que sienten las cosas añejas, a los que se complacen en vitalizar personalmente algunas prácticas o expresiones de antaño, y también a los partidarios del progreso indiscriminado, para recordarles que muchos pensadores de ayer y hoy coinciden en que la existencia misma de los pueblos se funda en el respeto de las Tradiciones y su espíritu se nutre de su raíz identificándose con la vida material, social y espiritual de la comunidad.

El Folklore es la savia de la Patria y en él se funda la cultura nacional, la Tradición es la memoria colectiva de un pueblo, y como tal llega a ser fundamento precioso de la nacionalidad y la Música revive el pasado que aún está vigente en ese sentir nacional que todos, aún en estos tiempos, llevamos muy dentro de nosotros.

Matías González Director